17-10-2016

Represas: los cambios ingresados al proyecto fueron positivos

Así lo indicaron tanto el responsable de Medio Ambiente de la UTE, Bernardo Parizek, como el inspector de la obra por la UNLP, Mariano de Dios. El sábado, en una jornada informativa, explicaron los cambios del proyecto a la comunidad. Se espera que para el mes de marzo confluyan todos los estudios ambientales que se están llevando a cabo.

El jueves en el Complejo Cultural, con un auditorio casi completo, pero no colmado, la UTE Represas Patagonia llevó a cabo una jornada informativa para explicar los alcances de los cambios introducidos al proyecto original de las represas sobre el río Santa Cruz. La Opinión Austral estuvo presente durante la charla y posterior intercambio de preguntas por parte de los asistentes. 
Pocos referentes de la política y con toma de decisión estuvieron presentes. Se los vio al ingeniero Anglesio, titular de Vialidad; al subsecretario de Medio Ambiente, Mariano Bertinat; también, aunque por breve tiempo y quedándose más atrás, estuvo el ministro de la Producción. Concejales estuvieron por separado, el concejal Daniel Roquel junto con su padre, el diputado nacional Héctor Roquel, como así también, en otra parte del Auditorio, los concejales Osvaldo Scipo y Martín Medvedovsky, del FPV.
Hubo referentes del INTA, de la UNPA y de Ambiente Sur e incluso del Banco Santa Cruz, como así también y en calidad de vocera de los superficiarios, estuvo Polonia Gregoryck.
Disertaron en primer lugar, Gustavo Vater, director de Energía de Represas Patagonia; en segundo lugar lo hizo el ingeniero Mariano de Dios, en su calidad de inspector de la obra por parte de la Universidad Nacional de La Plata y de representante del Estado. Posteriormente habló Bernardo Parizek, director de Medio Ambiente de la UTE y cerró la charla Mariano Musso, gerente de Relaciones Institucionales de Electroingeniería.
Vater, luego de realizar una introducción histórica sobre los antecedentes que tiene el proyecto de las represas sobre el río Santa Cruz y explicar todas las consultoras que fueron contratadas para llevar adelante el actual emprendimiento, explicó con gráficos los principales cambios introducidos en ambas presas del complejo hidroeléctrico.
En particular, hizo hincapié en el cambio de cota de la represa Néstor Kirchner, que permite asegurar que no habrá ningún tipo de afectación sobre el lago Argentino y, por ende, sobre los glaciares.
También se redujeron los niveles de embalse y será menor la porción de tierra inundada, algo que generó la consulta de la representante de los superficiarios, recordando que a ellos se les inició el proceso de expropiación y se les quitó su condición de ribereños sin que se haya explicitado cuán grande es, de manera real, la franja de tierras que será inundada. Tema que no está en potestad de la UTE responder ni resolver, sino de la Provincia, que fue la que llevó adelante el proceso de expropiación.
Además se duplicaron los caudales de operación de la escala de peces, como también se cambió el acceso norte a las represas para evitar la afectación de las condoreras.
En tanto, la presa Jorge Cepernic sufrió una suba de cota y una transformación en su desempeño, dejando de funcionar semipuntada para pasar a funcionar como base y de esa forma generar energía de manera permanente.
Bajo la premisa de que el caudal que entra debe ser igual que al caudal que sale, lo que se ha hecho, indicaron los especialistas, “es por un lado diluir los peligros ambientales río arriba y río abajo de las represas”, al tiempo que se estimó una “generación constante de energía y no por picos de hora como se pensó originalmente”.
Estos cambios, que redundan en mejorías ambientales, no implican una merma en la energía generada, sino que la misma prácticamente se mantiene y por lo tanto la ecuación económica del proyecto también.
“Entendemos que este tiempo (de parate del proyecto) ha sido bueno porque nos da una seguridad mucho mayor sobre la operación del proyecto”, indicó Bernardo Parizek y resaltó que “antes la variación de caudales máximos podía implicar una erosión significativa aguas abajo, pero con estos cambios ya no hay peligro de que esto pueda ocurrir”.
En todo este tiempo, algunos que ya llevan dos meses de iniciados y otros que comenzarán ahora, se concretarán unos 18 estudios complementarios que vendrán a reforzar el Estudio de Impacto Ambiental que fuera aprobado el año pasado.
Se aclaró que la culminación de todos ellos es imprescindible y condicionante para el inicio de las obras “principales”, no así para el resto de los trabajos que se pueden retomar en lo inmediato y en eso se está trabajando.

Hacia la comunidad
Mariano Musso, gerente de Relaciones Institucionales de Electroingeniería, ahondó en el programa CAUCE: Comunidad, Ambiente, Universidad, Cultura, Educación, que llevará adelante la UTE durante la vigencia de las villas temporarias.
Cabe recordar que dos villas se ubicarán alrededor de las obras, una a 120 km. de El Calafate y otra a 167 km. de Comandante Luis Piedra Buena, habiendo entre las dos una distancia de 64 km.
En la primera, la Néstor Kirchner, en el pico máximo de ocupación, algo que ocurriría un año y medio después de iniciada la obra principal, vivirán 3.549 personas. En tanto en la segunda, la Jorge Cepernic, habitarán 2.468.
“Serán solo obreros”, aclaró Musso, por lo que se piensa en programas que incluyan la cultura y el entretenimiento en estos campamentos. Pero también servirán para relacionarse con las comunidades cercanas.
También en ese sentido de contención se enmarca un programa de apoyo a organizaciones sociales y estatales que atiendan problemáticas sociales, ya que parten del precepto que, como ocurre en toda la sociedad, no estarán exentos de cuestiones como “las adicciones u otras cuestiones que provocan comportamientos no adecuados” y este programa también apunta a esa contención.
Cabe recordar que durante casi siete años estarán funcionando estos campamentos, a partir del alargamiento de 64 a 88 meses del plazo de obra. Un año y medio llevará para llegar al punto máximo de mano de obra, que será de poco más de 6 mil personas y luego irá bajando gradualmente hasta la finalización de las represas.

Información adicional

  • Medio: La Opinión Austral
  • Fecha de publicación: Lunes, 17 Octubre 2016